Jesús, Maestro y Pastor

PROYECTO COMEDOR SOLIDARIO DE CÁRITAS

OBJETIVO DEL PROYECTO

Teniendo a la persona como centro de nuestra acción queremos ofrecerle un hogar para sentarse a la mesa y comer, estudiando la situación de cada persona y familia; conociendo sus preocupaciones y sufrimientos; acompañándoles para salir de su situación; abriéndoles camino y procurando su formación.

COMEDOR SOLIDARIO

Un nuevo Proyecto de Caritas en la misma línea de lo que pensamos que debe ser Caritas: una apuesta por las personas, por las familias en situaciones difíciles, más ahora, en los momentos de angustia que pasa nuestra sociedad.

Caritas no quiere con sus proyectos mantener la pobreza. Nuestra tarea tiene que ser siempre promocional, de apoyo, de ayuda para salir de la exclusión y emprender un camino de una realidad más esperanzadora donde las personas vivan con mayor dignidad.

Por eso hemos puesto como título a nuestro Comedor Solidario: “Jesús, Maestro y Pastor”. Un camino que quiere tener a Jesucristo como modelo de acercamiento e interés por las personas. Es un reto difícil pero creemos que es lo menos que se merecen nuestros hermanos que sufren.

Queremos no solo dar comidas. Nos gustaría conocer bien a las personas que vengan a nuestro Comedor, para desde ese conocimiento respetuoso y fraternal, buscar con verdadero interés apoyar su vida, aportarle medios de formación, derivarle a instituciones que pueden abrirles camino que la mayoría de las veces no conocen, ofrecerles otro medio de ayuda como nuestro Economato, ofrecerles compañía, comunicación, amistad…tratarles con respeto, quitarles el máximo sufrimiento y soledad y sobre todo buscar juntos un camino de esperanza…

Este Comedor Solidario está desde su comienzo: pensado, amparado y dirigido conjuntamente por dos instituciones de la Iglesia católica dedicadas directamente a las personas que se encuentran en situaciones de pobreza. Dos instituciones con una larga y positiva experiencia en este campo: Caritas y Jesús abandonado (Jesús abandonado y Caritas).

Nos gustaría atinar en una faceta muy importante de nuestro Proyecto, que unido a los demás proyectos de Caritas, presenta una realidad hermosa pero que hay que hacerla bien. Me refiero al voluntariado. Se nos han ofrecido muchos Voluntarios que junto con los Proyectos de Óbolo y Economato y siempre contando con los Voluntarios de nuestras Caritas Parroquiales suman cerca de 500 personas.

Somos conscientes de la acción evangelizadora de la Iglesia con los militantes voluntarios que como diría Benedicto XVI “no pasan de largo ante tantas personas tiradas al borde del camino y transmiten el amor que han recibido de Dios a los hermanos que sufren”.

Quisiéramos llevar a su compromiso solidario ese modo de tratar a las personas con verdadero acento fraternal. Hermoso pensamiento del Papa Francisco, cuando comentando el encargo de Dios a San José para “custodiar” a su Hijo nos dijo a todos que fuéramos “custodios” de los demás, especialmente de los más pequeños, de los más débiles, haciéndolo con amor, con respeto, con verdadera preocupación, para que no gane terreno la destrucción, los planes de muerte, del olvido, del egoísmo…” Con discreción, con humildad, en silencio, pero con una presencia constante y con fidelidad al mensaje de Jesucristo, que nuestra mirada de ternura hacia los débiles nos lleve como decía Pablo VI a construir la civilización del amor.

Decían nuestros Obispos en el Día de Caritas: “Es en Jesucristo y con Él de quien recibimos la fuerza, hecha caridad, para acertar en la salida de la crisis. Sin esta caridad, que es generosidad sincera, servicio desinteresado, solidaridad fraterna y austeridad, será imposible introducir los cambios necesarios en el estilo de vida y en las costumbres sociales y políticas que han conducido a la crisis y que seguirán amenazantes siempre”.

Como en el resto de los Proyectos queremos estar unidos a los Servicios Sociales de nuestro Ayuntamiento…En estos momentos donde tenemos que pensar el poco dinero que tenemos es necesario hacer una labor coordinada para llegar a tantos problemas que cada día nos surgen…

ORACIÓN COMEDOR SOLIDARIO

Señor Jesús:

Tú nos dijiste con amor generoso que cuanto hiciéramos a los más débiles, lo hacíamos contigo, animándonos a preocuparnos por el sufrimiento de nuestros hermanos; danos espíritu fraternal para hacer de nuestro Comedor Solidario un hogar donde atendamos a las personas que se encuentran con dificultades con tal interés, que nuestra atención y solidaridad sean el modo de que nos reconozcan como cristianos lo mismo que a Ti te reconocieron “al partir el pan”. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén

COMEDOR